30 mar. 2012

Confesionario y Misa Revolucionarias

Confesionario y Misa Revolucionaria 
(teatro bufo en un acto, de 30 minutos) 

para Virgilio Piñera: ángel y demonio, en sus 100.


Escenario: Isla del Caribe, primavera y calor, habitación climatizada y pulcra) 
Personajes: dos ancianos de más de 80 años, uno vestido de negro y otro de blanco. 

. Personaje de Negro: Padre, bienvenido a Nuestra Isla, todos los cubanos agradecen su Santa Visita.  

. Personaje de Blanco: Muchas gracias Hijo, hacia tiempo quería visitarte...Y cómo has estado Hijo, luego de estos 6 últimos años de "retiro espíritual"? 

. Personaje de Negro: Padre, meditando sobre el Fin, sobre el Apocalípsis que viene...

. Personaje de Blanco:  Muy bien Hijo, haces bien, llegará, llegará...no lo dudes...

. Personaje de Blanco: Hijo, pero por qué vistes de Negro? 

. Personaje de Negro: Padre, por respeto a Usted! Y su Santidad, por qué viste de Blanco...? 

. Personaje de Blanco: Hijo, por qué soy Puro, y transmito esa Pureza.

. Personaje de Negro:  Padre, cree que pueda ir al Cielo, cuando ocurra ese Fin? 

. Personaje de Blanco: De seguro Hijo, irás, no te preocupes! 

. Personaje de Negro: Pero Padre, su iglesia me excomulgó hace más de 50 años, cuando creía que era un Cristo  irredento y subversivo en la Tierra. 

. Personaje de Blanco: Pero estos son Nuevos Tiempos Hijo! ambos estaremos en el Cielo, puedes estar seguro, te lo garantizo. Amen!  

. Personaje de Negro: Gracias, Padre, Dios lo quiera así. 

Ültima escena (no hay fotos): 
Se acercan aún más, y se despiden con un tierno y prolongado beso en las mejillas. 

FIN.

Escenas Exteriores de la obra (sin diálogos) 

con la Virgen de la Caridad del Cobre
la Cruz, el Che y la Plaza


6 mar. 2012

Retratos difusos: documentales, falsos documentales y cine-ensayo como pervertidas biografías audiovisuales


Retratos Difusos
 documentales, falsos documentales y cine-ensayo 
como pervertidas biografías audiovisuales   


  
7 de marzo: F for Fake (Orson Welles, 1973)
. 14 de marzo: Exit trougth the gift shop (Banksy, 2009)
. 21 de marzo: Zelig (Woody Allen, 1983)
. 28 de marzo: Grizzly Man (Werner Herzog, 2005)    

 Teatro Urbano 
(costado sur de la Plaza de la Democracia) 
7pm, Entrada Gratuita 

Este mes de marzo continúan los ciclos del Club de Cine Alternativo de Dele Foco, con la realización del ciclo Retratos Difusos: documentales, falsos documentales y cine-ensayo como pervertidas formas biográficas. Este ciclo presentará un conjunto de filmes y realizadores, clásicos o contemporáneos, que han problematizado las características del género “documental” desde propuestas audiovisuales que los especialistas sitúan hoy como variantes -o perversiones- del documentalismo, y que se inscriben desde el documental auto-referencial, pasando por el falso documental hasta el filme-collage y de metraje encontrado o el cine-ensayo, como formas híbridas que relacionan esas difusas fronteras de la llamada "no ficción" y que intentan transgredir de tal forma, el carácter supuestamente “objetivo o neutro” de los acercamientos  documentales más ortodoxos. 

Otro elemento muy importante que relaciona todos estos filmes, es que son acercamientos ambiguamente  “biográficos”  que cuestionan -o incluso  parodian- la posibilidad de realizar un acercamiento a una vida de manera fidedigna, veraz, tomando en cuenta -además- la complejidad de las personalidades retratadas, junto a la estrecha vinculación que se produce en cada una de estas películas  entre el sujeto escogido para el acercamiento biográfico y el propio realizador del filme.

F for Fake (Orson Welles, 1973) 

Ya en la última etapa de su carrera cinematográfica  Orson Welles realizó con F de Fraude  una magnífica reflexión sobre el sentido mismo de la creación artística, al abordar los vínculos complejos  entre autoría, originalidad, apropiación y plagio en el ámbito de las artes. Welles tejió en este filme collage un complejo rompecabezas, donde la dualidad realidad-ficción se lleva a su extremo, a partir del acercamiento a dos famosos falsificadores: Elmyr d'Hory, pintor que alcanzó fama por ser el mayor falsificador de obras de arte del siglo XX, junto a su biógrafo Clifford Irving. El filme propone el retrato de estas dos personalidades, tan interesantes como enigmáticas, pero Welles se incluye también en una especie de autorretrato, como  artista-falsificador. La película-collage que finalmente montó Welles, mezcla fragmentos de material ajeno perteneciente al realizador Francois Reichenbach, con los filmados por él mismo y otras obras apropiadas,  dirigiendo con maestría el ensamblado de planos asfixiantes, que se suceden a una velocidad de vértigo. Quizás por eso,  F for Fake se reconoce actualmente como una de las mejores y más personales obras de este inclasificable realizador, quien manifestó que con este filme descubrió  una forma diferente de hacer cine,  aquel que quería seguir realizando a partir de entonces, aunque desgraciadamente murió pocos años después (1980), abandonado por la industria que una vez lo encumbró como enfant terrible y niño prodigo.
 Exit trougth the gift shop (Banksy, 2009)

Este lúdico documental, con influencias evidentes de F for Fake, y que aparentemente estaba dedicado al archi-famoso grafitero Banksy, más bien tiene como protagonista a Thierry Guetta, un francés radicado en la ciudad de Los Ángeles, que desde joven documenta obsesivamente su vida y todo lo que lo rodea,  y que en algún momento se propone filmar a esos artistas anónimos de la calle. Guetta persigue a varios grafiteros famosos, hasta que finalmente logra dar con Banksy, quien permanecerá de todas formas en el anonimato…Con un tono burlesco, este supuesto documental hace un acercamiento paródico a las condicionantes y mitos que rodean al llamado street art y sus actuales vínculos con el arte y el mercado, a partir de la recreación de un  personaje –Brainwash-  y una megaexposición para convertirlo en un artista exitoso, realizando a su vez un contrapunto equívoco entre estos tres personajes y la autoría del documental que estamos viendo.  

  Zelig (Woody Allen, 1983) 

La historia de Leonard Zelig  se desarrolla a finales de la década de 1920,  cuando un extraño hombre empieza a llamar la atención pública por sus  apariciones en diferentes lugares con distintos aspectos físicos, motivo por el cual le comienzan a llamar el “camaleón humano”. A partir de la historia  de este excéntrico personaje, Woody Allen  articula un supuesto “documental”,  con una presentación aparentemente “fidedigna” de los hechos que rodean a este camaleónico hombre, y que incluye  desde el testimonio de supuestos familiares y conocidos suyos, hasta análisis de prestigiosos literatos, historiadores o ensayistas norteamericanos –John Morton Blum, Bruno Bettelheim, Saul Bellow, Susan Sontag-  en una muy efectiva comedia en la que se entremezclan el humor característico de Allen, junto a su pasión por el jazz y algunas de sus principales obsesiones: el sexo, la psicología, la identidad, la muerte…

  Grizzly Man (Werner Herzog, 2005)    

En este excéntrico documental, el polémico director alemán Werner Herzog  explora la vida y muerte de  Timothy Treadwell,  raro personaje que vivió entre peligrosos osos pardos  durante 13 temporadas en un parque nacional de Alaska,  y que grabó sus experiencias en los últimos 5 años que estuvo allí. Herzog se apropia y edita las imágenes que Treadwell había grabado sobre si mismo,  para mostrar un complejo retrato de este  personaje,  a la vez que explora cuestiones más amplias sobre los vínculos entre el hombre y la naturaleza. Por eso  a Herzog lo que le interesa en este documental es realizar el retrato nada convencional de una persona que huye de una sociedad en la que no encaja,  y que trata de sublimar sus problemas a través de la protección de los osos pardos. Por otro lado, el realizador no tiene ningún problema en intervenir en la historia, e incluso compararse a Treadwell, pues él mismo ha sido un personaje sumamente polémico durante toda su carrera cinematográfica, y también cercano ambiguamente al ámbito de la naturaleza.