25 dic. 2011

Alfredo Jaar: ¿interrogantes públicas?

¿interrogantes públicas? 

reseña crítica publicada en la revista Exit Express 
sobre la intervención pública, "Questions, Questions" (Alfredo Jaar, Barcelona, 2009) 

 
A partir de diversas preguntas circulando por diversos sitios públicos de Barcelona, el artista y arquitecto chileno residente en Nueva York, Alfredo Jaar, propone  en “Qüestions, qüestions” interrogantes que abarcan un amplio espectro de temas y dilemas en la cultura y la sociedad actuales: ¿la cultura es necesaria?,  ¿el arte es necesario?, ¿el arte es política?,  ¿la cultura es crítica social?, ¿el intelectual es inútil?, entre otras…

 La forma que propuso Jaar para realizar estas intervenciones  interrogativas, fue distribuir carteles y postales en diferentes museos, teatros y centros de arte, además de situarlas en transportes públicos como buses o el metro. Ya la intervención se había sido hecha en Milán,  pero ahora se propuso interpelar al ciudadano -o turista-  de Barcelona, con esas mismas preguntas sobre la pertinencia y legitimidad del arte y la cultura en el entorno contemporáneo.  

Con una estrategia comunicacional cercana a una publicidad minimalista, estas intervenciones  se hicieron a partir  de escasos aunque efectivos recursos visuales: textos de una tipografía sencilla, alternando los colores  blanco, rojo y negro   Sin embargo, ante estas inquietantes aunque quizás demasiado  generales preguntas públicas, me queda la duda  de cuál su intencionalidad específica en el contexto barcelonés, y cómo se realiza la interlocución con los que supuestamente resulten interpelados, o no… 

En el caso de la intervención en Milán, según el artista se pretendió realizar determinado crack o cuestionamiento al imperio mediático de Berlusconi y sus autoritarias actitudes de banalización o silenciamiento de manifestaciones culturales  y políticas no afines a sus intereses. 


En Barcelona, sin embargo, no he leído ninguna alusión directa a sus posibles sentidos o implicaciones contextuales. Por eso se me ocurre que hablar de la (in)utilidad del arte y la cultura actuales, en sus complejos vínculos con la política, los espacios públicos, los intelectuales y el ciudadano contemporáneo, en el contexto actual de Barcelona,  necesariamente pasa por interrogarse acerca de ese “exitoso” modelo de ciudad  -global, cosmopolita, cool- ,  que  tras su glamoroso atractivo externo, esconde una buena cantidad de “engaños” (al decir Manuel Delgado en La ciudad mentirosa. Fraude y miseria del modelo Barcelona,  y también (como ha expuesto el urbanista Francesc  Muñoz) mucho de cultural y artística “ur-banalización” 




No hay comentarios: